Support service
×

Capítulo 12. Intereses bancarios

Ya hemos aclarado que las operaciones de margen implican el uso del capital del préstamo, cuando un operador pide prestados activos de su bróker para realizar operaciones en Forex. Para comprender mejor este capítulo, estudiemos el principio de rotación de activos en efectivo en el estado. Imagine que aparece un nuevo estado. Existe una población en edad de trabajar, pero todavía no hay dinero en el estado, entonces, ¿qué hacer en este caso? El Banco Central de nuestro hipotético estado confía en la Casa de la Moneda para emitir billetes con el patrón estándar. Supongamos que se emiten los billetes, pero ¿cómo se distribuyen entre la población? El número de bancos comerciales surge en el estado para pedir prestado al Banco Central. Como sabemos, un préstamo no se otorga sin un propósito especial, por lo que hay que pagar de todas formas los intereses del préstamo. Este es el momento clave de la formación de la política monetaria. El Banco Central fija la tasa de interés sobre la que se acreditan los bancos comerciales. En diferentes países, dicha tasa se llama de manera diferente. En Rusia se le llama tasa de refinanciamiento (tasa de interés). En otros países, se le puede llamar tasa de interés, tasa base, tasa clave, etc. Sin embargo, volvamos a nuestro estado hipotético. Ahora, los bancos comerciales tienen dinero y ellos, a su vez, comienzan a otorgar préstamos a organizaciones a un interés más alto que la tasa de refinanciamiento. De esta forma, los bancos comerciales se benefician de la diferencia entre las tasas de crédito. Las organizaciones crean sus propios negocios, contratan empleados y les pagan salarios. Como resultado de los procesos comerciales en las organizaciones, se producen bienes (o se prestan servicios). Las organizaciones obtienen ganancias y devuelven los fondos prestados y sus intereses a los bancos comerciales. Los bancos comerciales, a su vez, devuelven los créditos al Banco Central. Como resultado, el dinero se distribuye a través del estado. Por supuesto, este es un esquema muy simplificado; sin embargo, es muy importante entenderlo para el estudio del comercio de capital prestado en Forex.

La tasa de interés es uno de los principales reguladores de las tasas de inflación. La inflación es el crecimiento cuantitativo del dinero en efectivo en circulación. En otras palabras, cuando aumenta el número de billetes en circulación, se pueden comprar más bienes con ellos. En esta situación, las organizaciones intentan aumentar los precios de los bienes y servicios, como resultado, el dinero pierde valor. Para frenar el crecimiento de la inflación, es necesario disminuir la cantidad de dinero en circulación. Por lo tanto, el estado sube la tasa de interés. El aumento del interés utilizado para frenar la inflación, a primera vista, no es evidente. Cuanto mayor sea la tasa de interés, mayor será el interés de los préstamos otorgados a las organizaciones por los bancos comerciales. Como consecuencia, las organizaciones incurren en menos préstamos, la producción se ralentiza, el salario se paga en cantidades menores y, como resultado, la cantidad de dinero en circulación disminuye. Como efecto secundario de esta "interferencia", el nivel de desempleo aumenta en el estado debido al recorte de la producción. En este caso, podemos ver que todos los procesos del estado estén interrelacionados.

¿Por qué un operador necesita saber todo esto? Consideremos un ejemplo, cuando pretendemos comprar dólares estadounidenses por yenes japoneses. Abrimos una cuenta por $1,000 con un bróker. Ya hemos comentado que el principio de las operaciones de margen nos permite comprar dólares por yenes, incluso si no tenemos yenes. Sin embargo, ¡debemos entender que pedimos prestados estos yenes al bróker! Compramos dólares con ellos (el bróker los compra por nosotros). Preste atención a otro punto más importante: los dólares comprados se quedan con el bróker; no los desechamos. Lo único que podemos hacer es volver a vender estos dólares por yenes, es decir, cerrar la posición con pérdidas o ganancias. Esto significa que el bróker es propietario de los dólares comprados. En otras palabras, se los prestamos al bróker.

Ya hemos comentado que, si tomamos prestados fondos, debemos pagar la tasa de préstamo correspondiente. Dado que todas las transacciones en Forex se realizan a nivel interbancario, se utiliza la tasa de interés, que es fijada por el Banco Central. Además, si ya hemos pedido prestados dólares estadounidenses, reembolsaremos la tasa de interés fijada por el Banco Central de los Estados Unidos (Banco de la Reserva Federal). Si tomamos prestados los yenes japoneses, reembolsaremos la tasa de interés fijada por el Banco Central de Japón (Banco de Japón). En diferentes países funcionan las diferentes tasas de interés.

La tasa de interés está representada en una tasa de interés anual en porcentaje (%). Por ejemplo, si la tasa de interés en Japón es del 0,5% y en Estados Unidos es del 0,3%, significa que para los yenes japoneses prestados al bróker tenemos que pagar un 0,5% anual de la suma del crédito. Por otro lado, el bróker paga el 3,0% anual por los dólares estadounidenses que nos prestan. Tenga en cuenta que este principio solo funciona si la posición larga abierta en USD/JPY no se cierra durante un par de días. ¡Significa que los intereses se cuentan todos los días en las posiciones abiertas! Si cerramos una posición el mismo día en que la abrimos, no se tienen en cuenta los tipos de interés. Supongamos que nuestra posición se abrió durante un mes y al final del mes decidimos cerrarla. Para simplificar, suponga que el precio BID es igual al precio ASK, la tasa del USD/JPY se mantuvo casi sin cambios durante el mes. No ganamos con la diferencia entre las tasas. ¿Y los préstamos? Tenemos que pagarle al bróker 0,5% anual mensualmente, es decir, aproximadamente 0,5%/12 = 0.04% del monto prestado. Deberíamos pagar esta suma en yenes, pero todos los cálculos se convierten a la moneda de nuestra cuenta, en este caso, los dólares estadounidenses en la tasa de venta en cotización USD/JPY. El bróker debe pagarnos el 3,0% anual por mes, es decir, 3,0% / 12 = 0,25% de la suma prestada en dólares. Debemos entender que la suma prestada, que debemos en yenes, y la suma que nos es prestada en dólares, equivalen al volumen de la posición abierta, es decir, el volumen de un lote, mini lote o micro lote, según en el volumen de lote que utilizamos. Supongamos que la posición se abrió con un mini lote (1 mini lote equivale a $10,000). Luego, en nuestro ejemplo, ganaremos por la diferencia entre las tasas de interés 0,25% - 0,04% = 0,21% del volumen del mini lote, es decir, aproximadamente 10,000 * 0.0021 = $21.

Debe tenerse en cuenta que si abrimos una posición corta sobre el dólar estadounidense (venderíamos dólares por yenes japoneses), perderíamos $21 por la diferencia entre las tasas de interés. Si gana o pierde en la diferencia entre las tasas de interés depende de la divisa negociada y del tipo de posición abierta (larga o corta). La suma que se paga sobre la tasa de interés es el interés bancario. En la negociación de margen, el interés bancario siempre se gana sobre la moneda, que se compra y paga en la moneda por la que se vende.

Como podemos ver, es posible ganar en Forex no solo con las fluctuaciones del tipo de cambio, sino también con la diferencia entre los tipos de interés. El tipo de operación que implica ganar sobre la diferencia entre las tasas de interés, se llama carry trade. No todos los brókers pagan intereses bancarios, hay algunos que se benefician de la tasa de interés, pero nunca la devuelven. Las tasas de interés actuales de algunos brókers pueden diferir de las tasas fijadas por el Banco Central de los países correspondientes, y también pueden cambiar con el transcurso del tiempo. ¡Por eso es mejor consultar al bróker sobre la cuestión del pago de intereses bancarios antes de abrir la cuenta con este bróker! Al abrir una posición, debe comprender claramente los componentes de sus ingresos y gastos, para no abrir una determinada posición perdedora o no cerrarla con pérdidas. En este caso, la posición debe cerrarse de manera que cubra los spreads y el gasto en los intereses bancarios.

El concepto del interés bancario y la tasa de interés puede resultar confuso para el participante. Por ello, si no desea resolver estas nociones, no deje sus posiciones de la noche a la mañana. Utilice la estrategia exclusiva del day trading. Si la posición se abre y se cierra dentro de un día, no se considerarán los intereses bancarios.

Ya hemos comentado que no hay operaciones activas en Forex los días festivos y fines de semana. Es por eso que el interés bancario se puede contabilizar de manera desigual durante la semana. Esto significa que el interés bancario no se cuenta en días festivos y la parte correspondiente se distribuye entre los días de la semana. Teniendo en cuenta que hay 7 días en una semana, puede darse una situación en la que el lunes, martes, jueves y viernes, el interés bancario representa 1/7 respectivamente, pero el miércoles representa 3/7. Como regla general, los brókers publican tablas en las que muestran la distribución de los intereses bancarios en los días de la semana. ¡Recuerde que el interés bancario se cuenta todos los días! Es necesario saber que los países pueden ajustar sus tasas de interés en ocasiones para controlar la situación económica de un país. Por eso es necesario seguir la actualidad económica mundial para poder reaccionar ante los cambios provocados por la emisión de los índices económicos.


Por favor, complete el siguiente formulario:

¿Cómo evaluaría la atención que recibió?

Comentarios:

No es necesario

Su comentario es muy importante para nosotros.
Gracias por tomarse el tiempo de completar nuestra encuesta en línea.

smile""