Support service
×

Martingala

La estrategia de martingala ha sido popular entre los jugadores de apuestas desde el siglo XVIII. La idea principal detrás de esta estrategia de apuestas radica en el aumento constante de las apuestas después de cada pérdida. De esta manera, todas las pérdidas anteriores se cubren fácilmente con una sola ganancia. El tamaño de la apuesta vuelve a ser mínimo tan pronto el jugador gana. Esta estrategia funciona perfectamente en juegos como "cara o cruz" y "más o menos" con pagos de más de 2 a 1 (si el pago es 2:1, una ganancia cubrirá todas las pérdidas, pero no más). ¿Es este enfoque aplicable a las operaciones de divisas?


En pocas palabras, el tipo de cambio puede subir o bajar. Es decir, si limita la orden por claros stops y ganancias, las diferencias con dichos juegos vuelven a ser mínimas. En lugar del tamaño de la apuesta, el valor de la orden aumenta. Por lo tanto, las operaciones dejan de depender de análisis, comunicados de prensa y otros eventos que tienen un impacto en los precios.

Sin embargo, a pesar de su simplicidad, el método tiene algunos inconvenientes. El primer problema es el saldo: debe ser lo suficientemente grande para soportar más de 5 (¡al menos!) incrementos consecutivos en el volumen de órdenes. Además, cada centro de negociación aplica el stop automático en caso de que el tamaño del depósito disminuya al 10% del monto inicial.

En segundo lugar, deben considerarse los movimientos ascendentes o descendentes del tipo de cambio. La probabilidad de que salga cara o cruz con un número infinito de juegos tiende a ser ½. Sin embargo, en las operaciones en medio de una clara tendencia bajista, por ejemplo, difícilmente será posible cerrar las 10 órdenes de compra con una ganancia. Como máximo, solo 1-2 de cada 10 órdenes serán rentables.

Además, si en lugar de aumentar el volumen de órdenes, coloca el take profit más alto, o lo aumenta junto con los volúmenes, la probabilidad de pérdidas también aumenta desde que se activa el stop loss. A pesar de todas las reglas de la administración del dinero, deberá mantener la relación stop/beneficio en 1:1. De lo contrario, una operación ganadora puede tardar meses en completarse.

Finalmente, cabe mencionar el factor psicológico. Cuando acumula un saldo crítico (la suma en el saldo que permite operar con grandes volúmenes y puede generar pérdidas importantes en caso de una operación perdedora), puede resultar muy difícil controlar las emociones. Por eso es muy difícil comenzar con el valor mínimo de la orden cuando ve que se produce otra pérdida.

Como puede ver, el método martingala no funciona bien como estrategia principal. Aún así, la martingala es una gran opción que ayuda a seguir el aumento progresivo del valor de las órdenes. Más adelante discutiremos cómo usar este método correctamente al operar en Forex.


Comparta su opinión

¡Gracias! ¿Le gustaría añadir algo más?

¿Cómo calificaría la respuesta que recibió?

Deje su comentario (opcional)

Su comentario es muy importante para nosotros.
Gracias por tomarse el tiempo de completar nuestra encuesta en línea.

smile""